Contextualiza. Expón las causas

A menudo, las personas que no se acercan a las situaciones de injusticia piensan que éstas son naturales o son culpa de quienes las sufren. Los medios de comunicación han hecho mucho por mantener esta visión.

Si una persona en Colombia se queda sin casa tras un derrumbe, la explicación es la furia de la naturaleza. No se suele señalar a causas más profundas como el empobrecimiento de una población que sólo cuenta con infraviviendas situadas en zonas peligrosas.

Si una persona vive en la calle, casi se le acusa. Se le criminaliza. Se le relaciona con el alcohol, cuando muchas veces el alcoholismo no es causa de ser una persona sin hogar, sino consecuencia de malvivir de acera en acera. No se apunta a posibles problemas psicológicos. Tampoco se señala que todas las personas nos podemos ver en una situación similar fácilmente: es consecuencia de la pérdida del empleo (¿a quién no le puede pasar?), la ruptura con la familia o la pareja (¿quién está libre de eso?)… varias rupturas seguidas y encadenadas.

No te quedes en la superficie. Busca y expón las posibles causas: económicas, pero también físicas, psicológicas, relacionales, estructurales, culturales, etc.

Y para exponer las causas, busca datos, pero también otras historias. Y busca explicaciones de varias entidades. En muchos casos, las visiones cambiarán muchísimo. No te quedes sólo con una.

 

Abre tu mente. Sé amable. Ayuda al resto. Y ¡sobre todo! evita salirte del tema (blogs sobre voluntariado):

*