El origen. Cómo empezó todo

Puede que al principio del blog o en cualquier otro momento te apetezca explicar cómo te involucraste en esta causa. Éste es un tema que puede desarrollarse en varios artículos. Podríamos responder a preguntas como las que siguen:

  • ¿Cómo conociste la causa en la que te has involucrado?
  • ¿Qué te movió entonces? ¿Esas motivaciones han cambiado?
  • ¿Colaboras con una organización? ¿Cómo contactaste con ella? ¿Cómo fue el proceso de incorporación?
  • ¿Cuáles fueron tus primeras sensaciones? ¿Estabas preparada? ¿Tenías dudas o miedos?
  • ¿Cómo lo vieron tus amistades y familia entonces? ¿Qué opinaban?
  • ¿Habías hecho voluntariado o algo parecido anteriormente? ¿Qué experiencias tenías?
  • ¿Qué recuerdas de los primeros días? ¿Qué actividades realizabas?
  • ¿Cómo lo evalúas? ¿Se podría haber mejorado de alguna manera?

Si te resulta apropiado, elige una o varias de estas interrogantes. Con ellas seguro que ya puedes desarrollar varios artículos contando cómo empezó todo.

 

Abre tu mente. Sé amable. Ayuda al resto. Y ¡sobre todo! evita salirte del tema (blogs sobre voluntariado):

*