Reflexiona. Propón preguntas

A menudo, las organizaciones copian su modelo comunicativo del empresarial. Éste dicta que se deben resolver todas las dudas. Y que los mensajes deben ser muy sencillos ya que el público no presta demasiada atención, ni tiene tiempo ni está preparado para largos y sesudos discursos.

Los debates que nos hemos perdido

Gracias a este modelo, las personas ajenas al mundo asociativo se han perdido multitud de debates sumamente ricos.

Piénsalo. Las organizaciones llevan al menos 50 años trabajando para cambiar el mundo y, en todo ese tiempo, se han producido multitud de debates y se ha avanzado en sus ideas, muchas cuestionándose permanente su papel.

Sin embargo, este proceso de evolución ha resultado opaco a la sociedad y, habiendo cambiado mucho, no lo ha hecho en la misma medida su imagen pública.

Algunos ejemplos de debates interesantes que han quedado ocultos son:

  • Debates sobre el asistencialismo y el activismo
  • Debates entre posturas reformistas del sistema y las que quieren destruirlo y reinventar uno nuevo
  • Debates entre expatriados y las sedes (gente que trabaja en cooperación en un país como Colombia y está en comunicación con la sede de la organización en España)
  • Debates entre las direcciones políticas y los equipos técnicos
  • Debates entre los departamentos de marketing y los de educación para el desarrollo
  • Debates entre las diferentes visiones de la cooperación o la acción social
  • Debates sobre si la gente de las asociaciones debe cobrar o no
  • Debates sobre si las actividades de las organizaciones deben ser gratuitas o no
  • Debates entre las organizaciones y quienes financian los proyectos
  • Debates entre el personal contratado y el voluntariado y sus diferentes papeles e implicaciones
  • Debates entre las personas por las que luchan y las propias organizaciones
  • Debates entre organizaciones legalmente constuidas y movimientos sociales

Todos ellos, como apunta Montse Santolino, “se estrellaron contra un modelo comunicativo de discursos planos y blancos, para todos los públicos, simplificando o limitando los mensajes de carácter político e invisiblizando buena parte de las causas”.

En muy pocos sectores profesionales, “la distancia entre lo que se hace y lo que se comunica es tan grande”.

La comunicación problematizadora

La comunicación transformadora propone que nos esforcemos por reflexionar. Por plantearnos preguntas a nosotras mismas y al resto de personas.

Nos interesa no sólo transmitir contenidos, sino que las personas aprendan a leerlos críticamente y a investigar. Más que datos o informaciones, necesitamos instrumentos para pensar, para buscar nuestra propia información, para interrelacionar hechos y sacar consecuencias y conclusiones.

La comunicación que problematiza:

  • No elude el conflicto, sino que lo enfrenta y presenta con sincerdad
  • No presupone que el conocimiento es de quien comunica, no sienta cátedra, reconoce sus faltas de información cuando las haya
  • Entiende que la búsqueda de conocimiento es común, hace partícipes al resto de sus dudas e inquietudes y, así, promueve una búsqueda colectiva de respuestas y una construcción común de discursos

Como apunta Kaplún, la mayor carencia de las personas no está en los datos y nociones que ignora, sino en que ni la educación ni los medios de comunicación le ayudan a construirse una explicación global de las cosas, una cosmovisión coherente.

Así, la comunicación se reduce a un acto de consumo inmediato y de distracción, en lugar de ser una herramienta para que se desarrolle personalmente y para su participación en la sociedad.

heart_16_16x16 ¡Me gusta!

Preguntas con respuesta (http://preguntasconrespuesta.blogspot.com) es el blog de Marc Ambit. Su contenido lo constituyen solamente preguntas para hacernos pensar. Pueden versar sobre los toros, el Banco Mundial o la comunicación ciudadana.

pencil_22x22Practica

Prepara un artículo para tu blog con dudas y preguntas que tengas sobre tu voluntariado. Por ejemplo, pueden ser: ¿sirve para algo lo que hago?, ¿cómo podría tener más impacto?, ¿de qué manera podría implicar a más personas?, ¿la gente entiende por qué lo hago?

Te sorprenderá descubrir que, poco a poco, las personas no sólo se sumarán al debate, sino que te aportarán a veces ideas que enriquecerán tu labor.

stock_book_blue_24x24 Referencia

Montse Santolino Prieto (CiComunica) en el libro “Comunicando para la solidaridad y la cooperación” editado por el Foro Comunicación, Educación y Ciudadanía

 

Abre tu mente. Sé amable. Ayuda al resto. Y ¡sobre todo! evita salirte del tema (blogs sobre voluntariado):

*