Arrancar un blog

La vía fácil

En la mayoría de las plataformas de creación de blogs, iniciar uno es realmente sencillo y, en todas ellas, el proceso es muy similar: rellenar un formulario de datos.

¿Qué datos suelen necesitarse?

  • Una cuenta de correo electrónico que funcione. En ella podrás recibir, por ejemplo, avisos de nuevos comentarios
  • Un nombre con el que aparecerán firmados los artículos. Puedes usar un pseudónimo o el tuyo propio
  • Una contraseña
  • El título que quieras darle a tu blog
  • Parte de la dirección del blog. Por ejemplo, si tu blog se llama “Soy voluntaria” y lo haces con Blogger, la dirección podrá ser “http://soyvoluntaria.blogspot.com”. Tendrás que indicar en el campo “soyvoluntaria”
  • Elegir una plantilla o estética para tu blog

Todos estos datos los podrás cambiar en cualquier momento. Una vez pasado el proceso de registro, para acceder al blog probablemente sólo sea necesario indicar tu correo-e y contraseña.

La mejor recomendación que puedo hacer para realizar este registro es que leas tran-qui-la-men-te las indicaciones que aparecen en pantalla. Suelen ser muy claras.

La vía difícil

En el caso de que quieras instalar un blog en un servidor que hayas contratado o el de alguien que conoces, el proceso es bastante más largo. Cada sistema te ofrecerá sus propias instrucciones. Por ejemplo, en este enlace puedes acceder a las instrucciones de instalación de WordPress.org.

Primero, tendrás que descargar la última versión de programa. Luego, a través de sistemas como cPanel, que te ofrecerá el servicio de alojamiento, tendrás que crear una base de datos, un usuario y otorgarle privilegios. A continuación, indicar en uno de los archivos del programa los datos de la base de datos que has creado. Más tarde, colocar los ficheros del programa en la carpeta deseada del servidor web en cuestión. Y, por fin, acceder a la pantalla de instalación (que tiene una dirección web muy concreta), aportar los datos de la persona que lo administrará (nombre de usuaria y contraseña) y finalizar la instalación.

 

Abre tu mente. Sé amable. Ayuda al resto. Y ¡sobre todo! evita salirte del tema (blogs sobre voluntariado):

*