Configuración del blog

Una vez creado el blog, tendrás acceso a un panel de control del mismo con diferentes opciones. Para volver a acceder a ese panel no tendrás que volver a pasar por el registro. Es más sencillo. Veamos dos ejemplos:

  • En Blogger, ese acceso requiere que vuelvas a visitar www.blogger.com e indiques en los campos de la parte superior derecha de la pantalla el correo electrónico con el que creaste el blog y la contraseña. A continuación aparecerá el listado de blogs que tengas (probablemente sólo uno en este caso) y pulsando en “Nueva entrada” aparecerá de nuevo el panel.
  • Si has instalado o te han instalado el sistema WordPres.org en un alojamiento propio, posiblemente encontrarás en el mismo blog un enlace llamado “Administración”. Si no es así, sólo añade a la dirección del blog las letras /wp-admin. Aparecerán dos campos en los que tendrás que indicar tu nombre de usuaria (no el correo-e) y la contraseña.

El acceso al panel de control de otros sistemas suele ser muy similar. Una vez en esta pantalla, cada sistema te ofrecerá diferentes opciones de configuración. Algunas son:

  • Cambiar el título de tu blog
  • Incluir o modificar una descripción, que aparece cerca del título
  • Indicar cuántos artículos quieres que aparezcan en portada
  • Habilitar o inhabilitar el sistema de comentarios. Decidir si para hacer comentarios, las personas deben crear una cuenta en el sistema. Activar un sistema de moderación de comentarios o activar un sistema que te envía un mensaje de correo-e cada vez que alguien publica un comentario
  • Añadir autoras. Puedes enviar una invitación a más personas para que aporten contenidos en tu blog. Sólo tienes que indicar su correo-e y quizá un nombre y contraseña provisionales. Dependiendo del sistema, podrás escoger si esa persona sólo puede comentar, publicar también artículos, cambiar la configuración del blog, invitar a más personas, etc.
  • Importar contenidos de otro blog que tengas o exportarlos. Al exportar se genera un archivo que luego podrás importar en otro sistema compatible. Es recomendable exportar de vez en cuando este archivo, aunque no tenga intención de “mudarte”, ya que estás generando una copia de seguridad de lo que publicas

 

Abre tu mente. Sé amable. Ayuda al resto. Y ¡sobre todo! evita salirte del tema (blogs sobre voluntariado):

*