Transparentar una organización

A menudo nos encontraremos con muchas barreras las entidades y grupos con los que colaboramos. Con proyectos en internet como los que proponemos en esta guía, se visibilizarán retos y carencias como la falta de participación interna o el miedo a dar a mostrar las entrañas de la organización.

Para estos casos también hay que andar con buen pie, trabajar con tacto. Podemos anotar algunas ideas:

  • Si todavía no te has incorporado al proyecto, presenta la posibilidad de bloguear sobre las actividades como condición para hacer el voluntariado o, mejor, parte del proyecto.
  • Organizar una charla sobre blogs comprometidos para que entiendan el objetivo.
  • Graduar la transparencia. Puedes comenzar blogueando un poco y subiendo cada mes la dosis de transparencia, de manera que no perciba como un cambio brusco.
  • Argumentar es importante. Convence con ideas y aportaciones valiosas, no vale rechazar algo sin explicar y matizar cada punto.
  • Consigue apoyos individuales. Dentro del grupo, entérate de quiénes sienten interés por este tipo de experiencias e involúcrales.
  • Negocia. Consulta cómo piensan que debería hacerse y expón tu propuesta. Llega a un punto intermedio.
  • Comparte internamente antes de publicar. A menudo, los blogs son una válvula de escape de algo que no conseguimos proponer en el grupo. Intenta, antes de publicar, exponer internamente tus puntos de vista. Descubrir en internet algo que opina alguien de dentro de la organización puede no ser una sorpresa agradable.
  • Crítica constructiva. La crítica es fundamental, pero es realmente valiosa si va acompañada de propuestas sobre cómo mejorar.

Es importante de cara al grupo no generar un nuevo conflicto, sino entender la comunicación como una forma de transformar la organización, una herramienta más para mejorar la estructura.

 

Abre tu mente. Sé amable. Ayuda al resto. Y ¡sobre todo! evita salirte del tema (blogs sobre voluntariado):

*