Participación

Uno de los rasgos que se suelen relacionar con los blogs es que son una herramienta que pueden promover una mayor participación ciudadana. Esa participación puede ser muy diferente: puede llegar a través de los comentarios, a través de la creación de otros blogs en los que se escuchen otras historias y otras voces o a través de los mensajes que lancemos para lograr que quienes leen nuestro blog participen en otras actividades, en internet, en una asociación, en sus hogares o en las calles.

Si nos enfrentamos de una forma honesta a los blogs y herramientas similares, nos encontraremos con numerosas dudas que tienen que ver más con la democracia que con la tecnología:

  • ¿Quién puede comentar en el blog?
  • ¿Quién puede publicar artículos?
  • ¿Qué tipo de comentarios borraré o censuraré?
  • ¿Quiénes deciden los contenidos del sitio?
  • ¿Cómo se ha diseñado el proyecto? ¿Contaré con la opinión de todo el mundo? ¿Quién tendrá la última palabra?

En este apartado apuntaremos algunas ideas relacionadas con la participación y los blogs.

Pero lo primero que debes recordar es que es preciso avanzar pacientemente, paso a paso, sabiendo que la participación es un proceso. Que no se da de un día para otro. Ni se da tampoco por generación espontánea: hay que saber estimularlo.

 

Abre tu mente. Sé amable. Ayuda al resto. Y ¡sobre todo! evita salirte del tema (blogs sobre voluntariado):

*