Configuración del sistema de comentarios en tu blog

Aunque esto depende del sistema, generalmente en tu blog tendrás que elegir entre diferentes opciones para tu sistema de comentarios. Ésta es una parte que muchas organizaciones temen, ya que no están acostumbradas a la participación.

Antes de repasar esta posible configuración y estudiar qué posibles consecuencias tiene cada combinación de opciones, hagámos algunas preguntas:

  • ¿Uno de mis objetivos es la participación? ¡Espero que sí! Sin embargo, ten en cuenta que no todos los proyectos tienen por qué ser participativos
  • ¿Busco una participación muy enfocada a lograr cierto objetivo o busco una participación más amplia? Quizá lo que buscas es la elaboración ciudadana de un plan sobre los parques para el barrio o quizás, simplemente, quieres generar un espacio de reflexión sobre el trabajo sexual. Si es lo primero, quizá tengas que diseñar la herramienta más concienzudamente e indicar concretamente qué tipo de opiniones necesitas recoger y cómo deben ser
  • ¿Voy a priorizar la participación? Piensa si le vas a dedicar realmente tiempo a atender, escuchar y responder a las personas que publican comentarios
  • ¿Estoy preparada para recibir críticas? Decide qué tipo de comentarios borrarás (insultos, por ejemplo) y cómo responderás a las posibles críticas destructivas o dañinas

Ahora sí, veamos qué opciones de configuración tenemos y qué posibles implicaciones tiene cada una:

  • Mostrar comentarios. Es el estado natural de los blogs.
  • Ocultar comentarios. Desaparecen tanto las opiniones como la opción de comentar. Quizá esta opción pueda ser útil si te planteas realizar una página web sencilla y llana. En el caso de que hagas un blog, ocultar los comentarios generalmente da una sensación de falta de interés por lo que opina la gente que visita tus contenidos.
  • Personas que pueden realizar los comentarios. En algunos sistemas, puedes indicar que cualquiera pueda realizarlo. O que sólo las personas con cuenta en Google o en OpenID o en otros sistemas los puedan hacer. O que sólo miembros del blog a quienes tú aceptes puedan comentar. La última opción puede ser válida en el caso de blogs internos que compartas con un número limitado de personas. Sólo te interesan sus opiniones. En el caso de blogs de debate abierto, tanto la segunda como la tercera opción son nefastas. En general, la regla es que dificultar el proceso de participación reduce la participación. Que una persona tenga que registrarse para aportar su opinión puede dar como resultado que abandone las ganas de hacerlo. Tenemos que facilitarlo, eliminando todas las posibles gestiones o clicks.
  • Mensaje. Algunos sistemas te permiten que pongas algunas ideas cerca del sistema de comentarios. Quizá sería recomendable indicar ahí cuáles son las reglas de participación: qué tipo de aportaciones buscas y cuáles borrarás. De esa manera, las personas que no se ajusten a tu normas no tendrán derecho a protestar tanto. Te recomiendo redactar estas ideas en positivo. Es decir, en lugar de apuntar “prohibido insultar” puedes escribir “escoge palabras apropiadas y respuetuosas”.
  • Moderación de comentarios. Cuando una persona aporte algo, en lugar de publicarse inmediatamente, el mensaje se almacenará esperando tu aprobación. Esto implica varias cosas. La primera: las personas pensarán que tienes poca confianza. La segunda: hay quienes sienten frustración si no ven inmediatamente publicada su aportación. La tercera: más trabajo para ti. La cuarta: menor participación, ya que este sistema ralentiza la publicación de los comentarios. Las posibles comentaritas, si no ven “movimientos”, se animan menos a comentar. Sin embargo, si ven crecer los comentarios con buen ritmo, aportarán más cosas. A no ser que tengas una buena razón para habilitar la moderación, no te la recomendio.
  • Aviso de comentarios. Los sistemas proporcionan la opción de que, cuando se publique un comentario, automáticamente te llegue un aviso de su publicación. En ese u otro momento, puedes leerlo y, si te parece inadecuado, borrarlo. Parece un sistema mucho más recomendable si quiere obtener más comentarios.

 

Abre tu mente. Sé amable. Ayuda al resto. Y ¡sobre todo! evita salirte del tema (blogs sobre voluntariado):

*