El derecho a comunicar

sobre la teleHasta ahora estamos sumando muchas razones para comunicar… pero hablemos de una fundamental.

Veamos…

¿Cómo eliges qué programa de la tele ver?

Quizá ni tienes tele. Pero, ¿cómo lo suele elegir la gente? ¿Le da importancia a esta decisión o pasa de canal sin mucho miramiento?

Imagina que cada vez que eliges una emisora, un diario, una web o un canal estuvieras… votando. Estás eligiendo. Estás apoyando algo.

Uy, ¡qué peligro, ¿no? Brrrrrrrr…

Lo común es que nos estanquemos en comentar lo partidistas o clientelistas que son la mayoría de los medios.

Sin embargo, a mí hay algo que me preocupa aún más… No darle nunca importancia a qué medio de comunicación seleccionamos en la tele, la radio, la prensa… También me da miedo cuando dejamos de comunicar, cuando pasamos de escribir una carta a un periódico, comentar en un blog algo, reenviar un informe importante por correo, hacer declaraciones sobre lo que pasa en el barrio o simplemente informarnos mínimamente… estamos restándonos oportunidades de participar.

Tenemos un derecho que no ejercemos: es el derecho a comunicar.

Muchas veces nos quejamos de lo poco que se nos pide nuestra opinión en la política. Sólo votamos una vez cada cuatro años. (Y no mencionamos la posibilidad de involucrarse en algún movimiento social o partido, claro.)

Dejamos que nos representen totalmente personas a quienes apenas conocemos, muchas veces sin leer el programa. ¡Y nuestras ideas no tienen por qué coincidir ni con seis de las suyas!

Pues igual pasa en la comunicación. Estamos abdicando. Estamos dejando que otra gente asuma el papel de contar nuestra historia. A su modo. De un modo absolutamente mejorable. ¿Cuántas veces cuentan con nuestra voz la mayoría de los medios? ¡Ja! Puede que menos que en política.

Derecho al paro, derecho al salario digno, derecho al tiempo de descanso, derecho al voto, derecho a desplazarnos libremente… Jummm…

Bueno, ¿y qué pasa con nuestro derecho a acceder a la información que necesitamos y con nuestro derecho a comunicar?

 

Abre tu mente. Sé amable. Ayuda al resto. Y ¡sobre todo! evita salirte del tema (blogs sobre voluntariado):

*